domingo, 22 de febrero de 2015

¿Qué onda?

Hace rato vi un comercial muy extraño, no sé qué diablos o cuál era la idea exacta de los publicistas, pero sin duda, es completamente edípico, por donde lo vean (freak); sí, ya sé que yo me entero de lo novedoso de Internet un poco después que todos, pero en serio, esto no se me hizo gracioso en ningún sentido, de hecho hasta repulsión me dio. No sé qué piensen los demás pero quien se sienta identificado es porque seguro su madre le pedía que la bañara en la tina mientras el niño apenas desarrollaba su psique o al menos existe una historia o fantasía parecida donde madre manda señales muy sutiles e inconscientes de seducción a su propio hijo, es como ver  a la emperatriz Agripina de la mitología romana versión caricaturesca y socialmente aceptable en pleno siglo XXI.

Madres que tienen vínculos de complejo edípico hacia sus hijos varones, eso se llama perversión. Y hablando, más bien escribiendo de perversiones dentro de pocos días escribiré sobre la basura de 50 sombras de Grey.

Si quieren dar un punto de vista, es bienvenido, les dejo el comercial: