viernes, 11 de julio de 2014

Zoofilia




Alguna vez yo también estuve casada con un gato, su nombre era Minico. Murió. Y ahora, como viuda lo recuerdo con la rolita de una de mis musas favoritas: Björk.